Cómics que retratan la pornografía

Unas treinta personas acudieron a la inauguración.:: Natalia García Martínez

Unas treinta personas acudieron a la inauguración.:: Natalia García Martínez

La pornografía, escenas de sexo, a veces exageradas, que la mitad ven a hurtadillas por si les pillan. Un género del que se tiene el concepto de sucio, cutre, oscuro, dirigido en su mayor parte al público masculino. Con todos estos ingredientes, ¿se lo imaginan en un cómic, en una exposición? La tienda erótica y cultural Punto T de Granada ofrece exactamente eso: los cómics del conocido artista Miguel Osuna, es decir, El Bute.

Anoche fue la inauguración a la que acudieron más de treinta personas picados por la curiosidad de ver algo distinto. Y no es para menos porque nada es sutil en esta exposición. Ni si quiera el título: ‘¿Follamos en la casa?‘. Las ilustraciones, eróticas y pornográficas, recogen los desnudos íntegros de los protagonistas, los pechos y penes de sus protagonistas, sexo oral, sexo BDSM (Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo), etc. “No pretendo escandalizar a nadie, sino mostrar que el porno también está representado en el arte” dice Ana L. Talavera, sexóloga y dueña de Punto T. Que la pornografía salga en pinturas o en la literatura no es una novedad, es algo que ha reflejado desde hace siglos artísticamente.

Los cómics de El Bute tienen la capacidad de mostrar escenas sexuales, explícitas o implícitas, con “la virtud y la habilidad” de expresar la belleza gracias a “una cuidada estética de la sexualidad”, a pesar de ser menos sutil. Lejos de querer escandalizar a nadie, algo con lo que cuenta Ana, su pretensión no va más allá de romper ese obstáculo para hablar del sexo con normalidad. “Cada uno hemos recibido una educación y tenemos un concepto distinto de estética, belleza, arte y sobre todo de sexualidad”.

Ana López Talavera, sexóloga y dueña de Punto T.:: Natalia

Ana López Talavera, sexóloga y dueña de Punto T.:: Natalia

Bien es cierto, que todavía hoy, hablar de sexo con normalidad cuesta, y mucho menos del porno, precisamente por las connotaciones negativas que lleva arraigada. “Se intenta suavizar demasiado y lo reflejamos, la mayoría de las veces a través del erotismo”, explica Ana. La erótica y el porno son conceptos totalmente diferentes, pero si usamos el segundo queda como más elegante. Con esta exposición la sexóloga y El Bute dan la oportunidad de mostrar la pornografía desde otra perspectiva.

La exposición, ‘¿Follamos en la casa?’, que unen cultura y sexualidad, duraré un mes. Hasta el próximo 23 de marzo puede acercarse todo el que lo desee hasta la tienda Punto T, en pleno centro de Granada (calle Sierpe Baja, 4).

Pueden encontrar a Punto T en su página de Facebook y en Twitter: @puntoTgranada

Sígueme en Twitter: @RocioRGavira