Un beso, la chispa que enciende la llama de la pasión

beso-pelicula

Famosa escena de ‘Desayuno con diamantes’ en la que George Peppard y Audrey Hepburn se besan con pasión.

Un beso es el comienzo de la excitación sexual, del placer de tocarse, de las ganas de hacer el amor, de desnudar al otro, del triunfal orgasmo. Los labios se unen como si fueran imanes, atraídos por el deseo de comerse a besos a la otra persona. Con un buen beso sube la temperatura corporal de la pareja de turno, aumenta incluso el apetito sexual. Un beso juega con el erótico tacto, el gusto de la piel y el olor hipnotizante del otro para transportarnos a las estrellas. Y no se trata solo de romanticismo o pasión, la ciencia nos confirma todo esto.

Un beso es la chispa de la llama que enciende la pasión. Según el médico Francisco Valdivia, en los labios se encuentra la parte del cuerpo más inervada desde el punto de vista sensitivo. Es más, en ellos “existen unas glándulas que secretan feromonas con el roce que se produce durante el beso”, afirma Valdivia. También, los expertos han comprobado que en la saliva de la mujer hay unas proteínas implicadas en el aumento del apetito sexual.

Con un beso el cerebro vive increíbles reacciones. Se produce una “liberación de dopamina, adrenalina y noradrenalina que hacen que aumente la frecuencia cardíaca, la tensión arterial, favorecen la sudoración”, disparan la sensación de bienestar… Ingredientes básicos a la hora de cocinar una apasionante relación sexual. La gustosa sensación que nos provoca un buen beso “pasan a núcleos del tálamo, el conocido como ‘filtro’ de las sensaciones; de ahí al sistema límbico, encargado de todo lo emocional; para llegar a la hipófisis donde se liberan las endorfinas”, explica Valdivia, que cumplen su labor de relajarnos, esencial para dejarse llevar por los ardientes besos. También aparece la oxitocina relacionada con el placer; así como las gonadotropas que aumentan la liberación de testosterona siendo mayor el deseo sexual y ¡la libido!

Curiosidades

beso-tresPor si todavía no te habías percatado, parece que cuando besamos cerramos los ojos de manera refleja, ya que se produce una dilatación de la pupila que hace que nos deslumbremos. Y además, el 65% de las personas giran la cabeza hacia la derecha cuando besan. Lo impresionante llega porque se están realizando estudios para averiguar el ¡por qué! E interesante: un beso quema 2 a 5 calorías por minuto. Pero no un beso cualquiera, de esos largos, de los que hacen cosquillas y suben la temperatura.

El Kamasutra, ese antiguo texto hindú que habla largo y tendido sobre el comportamiento sexual, describe unos 30 tipos de besos:

1. Beso ladeado: Cuando las cabezas de los dos se inclinan en direcciones opuestas y en esta postura se produce el beso. Es una de las formas más comunes de besarse. Las cabezas inclinadas permiten un mejor contacto de los labios y una honda penetración de la lengua. Es un modo excelente de comenzar un encuentro amoroso apasionado y también, un modo de incitar la pasión de la pareja.

2. Beso inclinado: Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa. La dulzura y el afecto son las emociones principales que se transmiten con este beso. Un beso de este tipo es apropiado para los preliminares, cuando se prefiere hacer el amor con lentitud y de frente.

3. Beso directo: Cuando los labios de los dos se unen directamente y se chupan como si de una fruta madura se tratara. Es un tipo de beso en el que lo importante son los labios que se chupan, se mordisquean y se acarician levemente con la lengua. Es un beso reposado y largo, que puede expresar una fuerte pasión y que a muchas personas les excita más que un beso con lengua.

4. Beso presión: Se presionan los labios fuertemente con la boca cerrada. Es un beso para iniciar la relación o para terminarla, no conviene mantenerlo durante mucho tiempo. Los dientes se clavan en la parte interior de los labios y puede salir sangre.

5. Beso superior: Cuando uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso besándole en el labio inferior. En la descripción de este beso se habla de que uno toma la iniciativa y el otro se limita a responder, posiblemente porque El Kamasutra fue escrito para hombres activos y mujeres pasivas. Pero en una pareja actual, cada quien debe de ser lo más creativo posible y dejar que la imaginación se muestre y se exprese tal cual es, y no limitarse a responder a la iniciativa del otro.

6. Beso broche: Cuando uno de los dos sujeta con sus labios los de su amante, se llama beso broche. Y si el que realiza el beso toca con su lengua los dientes, las encías, la lengua o el paladar del otro, se llama “lucha de la lengua”.

7. Beso palpitante: Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo toda la boca y las comisuras.

8. Beso contacto: Cuando se toca ligeramente con la lengua la boca del otro y apenas se hace contacto con los labios.

9. Beso para encender la llama: Es el beso en las comisuras de los labios que suele darse en medio de la noche para encender el amor.

10. Beso para distraer: El beso ideal para cuando él está viendo un partido en la tele y quieres llamar su atención con tus besos. Para empezar, recuerda que no todos los besos tienen que ser en la boca. Según el Kamasutra, otros lugares recomendados para iniciar la batalla son: la frente, los ojos, las mejillas, la garganta, el pecho, los pezones, la zona interior de la boca, la raíz del cabello, la nuca y el cuello junto a la clavícula.

11. Beso nominal: Cuando uno se limita a tocar la boca del otro, después de besarla, con dos dedos.

12. Beso con las pestañas: Cuando se recorre los labios o la cara del otro y se acarician las pestañas con besos.

13. Beso con un dedo: Cuando el amante recorre la boca de la amada por dentro y por fuera con un dedo.

14. Beso con dos dedos: Cuando el amante cierra los dedos, los moja ligeramente y presiona con ellos la boca de la amada.

15. Beso que despierta: El beso que se da en las sienes, cerca del nacimiento del pelo, cuando el otro está dormido, para despertarlo con suavidad.

beso-mordisco16. Beso que demuestra: Suelen darse por la noche y en lugares públicos. Uno de los dos se acerca al otro y le besa suavemente en la mano o el cuello.

17. El Beso del Recuerdo: Se da cuando los amantes están descansando con la pasión satisfecha y uno de ellos deposita su cabeza sobre el muslo del otro y la deja caer, como si tuviera sueño, besándole en el muslo o en el dedo gordo del pie.

18. Beso transferido: Este beso ocurre cuando el amante, en presencia de la amada, besa a un niño que tiene sentado en su regazo o un retrato o una imagen o cualquier cosa, mirándola para que sepa que ese beso es para ella.

19. Beso lagrimoso: Se produce cuando uno de los dos echa tanto de menos al otro que, en su ausencia, besa su retrato.

20. Beso viajero: Aunque parece que los besos siempre suelen centrarse en la boca, posar los labios en otras partes del cuerpo es una forma de excitar garantizada.

21. Beso al pecho: Los besos más efectivos en los pezones son los que se aplican primero con los labios, suavemente y con un poco de saliva. Luego se intensifica la presión y, si la pareja lo desea y le gusta, se puede tomar el pezón con los dientes y presionar ligeramente. Algunas personas prefieren sentir un poco de dolor en ellos cuando están a punto de tener el orgasmo.

22. Beso sin reloj: La clave es prestar total atención en el cuerpo del otro. Cuanto más control tengas y más te concentres en acariciar y besar cada rincón de su cuerpo, más intensa será la sensación de placer para ambos.

Además, por lo que cuenta la tradición erótica de la India, el mordisco es un elemento muy importante en un beso. El Kamasutra recomienda estos atrevidos mordiscos:

23. Mordisco de Jabalí: El rastro que deja en la piel son como muchas filas de pronunciadas marcas, muy cerca las unas de las otras, y con intervalos rojos como las huellas que suelen dejar los jabalíes en el barro. Es un mordisco que suele hacerse en el hombro.

24. La nube quebrada: Consiste en desiguales levantamientos de la piel en círculo, producidos por los espacios que hay entre los dientes. El Kamasutra especifica que este tipo de mordisco debe hacerse en el pecho.

25. Mordisco Escondido: Es el mordisco que sólo deja una intensa marca roja y que debe darse en el labio inferior.

26. Mordisco clásico: Cuando se toma entre los dientes gran cantidad de piel.

27. El punto: Cuando se toma entre los dientes una pequeña cantidad de piel de tal manera, que sólo queda una marca como un punto rojo.

28. La línea de puntos: Cuando esa pequeña porción de piel se muerde con todos los dientes y todos ellos dejan su marca. Debe darse en la frente o los muslos.

29. El coral y la joya: Es el mordisco que resulta de juntar los dientes y los labios. Los labios son el coral y los dientes son la joya.

30. La línea de joyas: Cuando se muerde con todos los dientes

¿Qué beso es tu preferido? ¿Echas algún beso de menos? ¿O eres más de mordiscos? 😉

Todos son deliciosos. Es un error dejar los besos apasionados solo para los preliminares porque las personas, los amantes, necesitamos ese contacto físico. Convertir algunos de los clásicos picos de “buenos días”, de “hasta luego”, de “hola, cariño”, en un señor beso hace que la pasión esté presente, mantiene la emoción y el morbo en la pareja. Un contacto fugaz, un roce inesperado, la fusión de dos cuerpos a través de los labios que saboreamos con un beso. Con un buen beso.

____________________________________________

¿Conoces la sección de Relatos? Recopilamos experiencias sexuales de vosotros, nuestros lectores. Alguna de ellas han servido para ayudar al protagonista, otras son divertidas, y algunas tienen cuernos de por medio. Si te gustaría contarnos alguna de tus vivencias sexuales, escribe a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo seudónimo. Mira la sección de relatos aquí 🙂

____________________________________________

Mi Twitter: @RocioRGavira

 

 

 

 

2 Comentarios en Un beso, la chispa que enciende la llama de la pasión

  1. Coworking Alcorcon
    3 Septiembre, 2013 at 11:02 am (4 años hace)

    El beso es el principio de todo, el impulsor de las ganas de ir.

    Responder
  2. CAPRICHOYPLACER
    4 Abril, 2017 at 2:18 pm (3 meses hace)

    Un beso bien dado es el placer sexual más excitante

    Responder

Deja una respuesta