El sexo oral

mujer-platano-dos

Una mujer come un plátano de forma sugerente

La esencia de hacer el amor es bien sencilla (y gratificante): dar y recibir el mayor de los placeres. Dos cuerpos que se funden en un universo de besos, caricias y apasionadas posturas destinadas al clímax. En medio de todas esas sensacionales placenteras está el sexo oral, estimular las partes más nobles e íntimas del otro con los labios y la lengua.

Según algunos sexólogos y expertos en educación sexual, todavía vivimos en una sociedad donde el sexo no tiene sentido sin el coito, es decir, ‘coitocéntrica’, así lo denominan. Al no visualizar más allá del coito, muchas veces los amantes olvidan que existen cantidad de prácticas sexuales que enriquecen el abanico de las relaciones sexuales, como es el sexo oral.

Hasta hace nada, las felaciones o cunnilingus (¿no había un nombre más… normal?) se encajaban en los preliminares, como un recurso ante la disfunción eréctil e incluso ante un ‘gatillazo’. El sexo oral es, y debe ser, un placer en sí mismo, tan bien realizado que puede provocar uno de los orgasmos más placenteros, especialmente para nosotras.

El sexo oral es tan antiguo como la propia humanidad. Culturalmente la sociedad le ha dado más protagonismo al sexo oral hacia ellos que hacia ellas. “Las películas porno han hecho mucho más hincapié en el placer masculino en general, y las felaciones, en particular”, cuenta la sexóloga Ana L. Talavera. Pero, afortunadamente, eso no es así puesto que “el sexo oral es tanto para hombres como para mujeres, que llegan a sentir un placer inimaginable”, dice Ana. Recordad que en el sexo no hay nada escrito y cada cual establece lo que es ‘normal’ en sus relaciones sexuales. Habrá personas a las que les vuelva loco practicar sexo oral y otras en cambio que no disfruten con ello. El sexo no es una obligación, es un placer.

Paso a paso

Lo fundamental antes de practicar sexo oral es una adecuada y escrupulosa higiene de los genitales  “para evitar infecciones de transmisión sexual  y ‘sorpresas’ desagradables”, explica la sexóloga. Las últimas investigaciones han demostrado que las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) relacionadas con el sexo oral son ya la primera causa de cáncer oral (tumores de boca y garganta) en Estados Unidos.

En el caso de practicar una felación, hay que tener en cuenta que el glande es la zona más sensible del pene. Los sexólogos aseguran que con solo introducir la cabeza del mismo en tu boca, el hombre sentirá placer. Mientras, puedes sujetar el tronco con la mano, que además de actuar de freno, obtendrá una estimulación manual. “A muchos les agrada más que le acaricien los testículos durante el sexo oral, e incluso la succión que les provoca sensaciones muy intensas”, añade la sexóloga.

sexo-oral-camaPara el cunnilingus, la sexóloga Alessandra Rampolla, en su libro ‘La diosa erótica’, asegura que lo importante es usar la boca al completo. Recomienda estimular con la lengua de todas las formas posibles: presión, caricias suaves, duras, de lado a lado, lamidas prolongadas y pequeñas succiones, entre otras. También insiste en la importancia del clítoris, “la fuente del placer sexual en el cuerpo de la mujer”, opina.

En cuanto al ritmo del cunnilingus “no hay necesidad de ir acelerando, sino de mantenerse constante. Si algo está funcionando bien, no es el momento de cambiar”, explica Alessandra. Y muy importante: no detenerse al comenzar su orgasmo.

Las mejores posturas

En el Kamasutra se recogen algunas de las posturas con las que disfrutar del sexo oral: el famoso 69, el árbol prohibido, el soñador apasionado, la bella dormida o la lengua de gato.

El 69. Pies con cabeza para que cada miembro de la pareja una la boca al sexo del otro. ¿Conseguirán el orgasmo simultáneo?

El árbol prohibido. Si alguno de los dos es deportista o habilidoso y puede hacer el pino, dará a su pareja una posición diferente para probar el fruto del árbolo prohibido.

El soñador apasionado y la bella dormida son similares. Se trata de despertar al otro por la mañana con el sexo oral, ¿qué sucederá?

La lengua de gato. La mujer tumbada, extiende sus piernas y el amante las eleva y las abre para acercar su boca a la parte más privada.

Que os guste el sexo oral o no es cuestión de probarlo. Y en caso afirmativo, darle auténtico placer a tu pareja es cuestión de práctica. Nadie nace sabiendo. Así disfrutaréis de la cálida y húmeda sensación de sentir a tu amante en las partes más íntimas de tu cuerpo.

__________________________

¿Conoces la sección de Relatos? Recopilamos experiencias sexuales de vosotros, nuestros lectores. Alguna de ellas han servido para ayudar al protagonista, otras son divertidas, y también tienen cuernos de por medio. Si te gustaría contarnos alguna de tus vivencias sexuales, escribe a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo seudónimo. Mira la sección de relatos aquí.

__________________________

Mi Twitter: @RocioRGavira