El otro sexo oral

beso-sexual

Conocer el lenguaje sexual es importante, sobre todo con el nuevo universo de palabras en inglés tipo bangover, squirt o sexting

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

Cuando uno comienza a tener curiosidad por saber qué es eso del sexo, a explorar su propio cuerpo, también se confunden conceptos. Por ejemplo, servidora pensaba en aquella época de adolescencia que el sexo oral consistía en decirse “guarradas” en la cama; o fingir gozar con las palabras y sonidos como hacen en las películas. Nada que ver. Y una vez descubierto, resulta muy placentera su práctica.

Existen términos que no tenemos claro qué significan, o que poseen diferentes acepciones y caemos en usarlos mal. Conocer el lenguaje sexual es importante, fuera y dentro de la cama, y más con la manía o costumbre nuestra de bautizar a todo con un nombre. Por no hablar de esas palabras en inglés, que más que definir una nueva moda o técnica sexual, parecen deportes de riesgo.

La historia de la sexología recoge como conceptos primordiales sexo, sexuación, sexualidad, erótica y amatoria. Conocerlos nos permite entender nuestro cuerpo a nivel sexual, nuestras relaciones íntimas y expresarnos en relación a ello.

El término sexo, además de distinguir a los seres humanos entre masculino y femenino, sirve para definir la manera en la que nos sexamos (tener relaciones sexuales) como hombre o mujer. Todos somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos, necesitamos sentir.

manzanas-pizarra

La sexuación implica el proceso en el que nos vamos haciendo sexuados. La creación de las estructuras sexuadas comienza con la fecundación y finaliza con la muerte. Ser hombre o mujer viene determinado de forma natural por las hormonas. Durante la vida del propio individuo, el proceso continúa con la sexuación social, como en la adolescencia, la maternidad o la menopausia.

En cuanto a la sexualidad, tiene que ver con el conjunto de relaciones que los individuos establecen entre sí y con el mundo por el hecho de ser sexuados. Es decir, como hombres y mujeres nos sentimos y vivimos como sujetos sexuados. Aquí hablaríamos también de ser homosexual o heterosexual.

Por otra parte, la erótica guarda relación con todo aquello que pueda despertar el apetito sexual. Define la orientación de nuestros deseos como seres sexuados, las emociones, atracciones y sentimientos.

Dentro de los grandes conceptos de la sexología, está la amatoria, el ars armandi del latín clásico. El esperado encuentro como sujetos sexuados, la expresión de sus deseos eróticos en el contacto físico, atracciones y seducciones, es el arte de amar.

Inglés sexual

Una vez aclarados los conceptos básicos para entender la sexología, volvamos a esas palabras anglosajonas que señalan nuevas técnicas o tendencias sexuales.

Al hacer el amor, también estamos haciendo ejercicio. El bangover es la sensación que queda tras una buena sesión de “entrenamiento sexual”, una resaca muscular. Claro está que depende de la intensidad, duración y regularidad con la que se practique, pero si el resultado son unas placenteras agujetas, habemus bangover.

También está el dogging o ‘cancaneo’ que es, básicamente, tener relaciones sexuales al aire libre. Ya sea en coches o en paisajes naturales apartados, pueden unirse más personas a mirar o incluso participar. El éxito del dogging radica en que los asistentes no se conocen. El cruising es su versión homosexual.

cosquillas-plumas

Sobre fantasías sexuales no hay nada escrito. Algunas mujeres les gustan adoptar el papel hombre en el acto sexual y penetrarle. Se trata del pegging y se realiza con la ayuda de un consolador que ella sujeta con un arnés. El aspecto psicológico de cambio de rol, la dominación y la sumisión influyen en el pegging. La palabra hace referencia explícita a esta práctica y fue popularizado por el columnista estadounidense Dan Savage.

Con las películas porno descubrimos que las mujeres también eyaculan. Aquí ya hablamos del squirt, término utilizado para definir la expulsión de líquido femenino. Hasta hace nada cuando una mujer eyaculaba en una relación sexual lo sufría en silencio. Es más, creía que se había orinado y se avergonzaba de ello. Ahora resulta que para muchos es el no va más de su vida sexual al encontrar el morbo en ponerlo todo perdido, mojar a la pareja, incluso en la similitud con la eyaculación masculina.

La tecnología también se ha colado en el juego de excitar y del morbo. El sexting consiste en mandar mensajes subidos de tono, fotos o vídeos, a través de cualquier dispositivo móvil. Aunque a algunos les ha traído problemas, como el caso de Olvido Hormigos.

Otra nueva moda adopta el nombre de tickling. Tan sencillo con hacer cosquillas a la pareja en las zonas sexuales. Los sexólogos dicen que ayuda a excitarse de la misma manera que los preliminares, y que puede lograr incluso un orgasmo con risas.

¿Conoces alguna otra palabra o concepto relacionado con el sexo que te parezca interesante o divertido? Participa en los comentarios 😉

_________________________

Anímate a compartir tu experiencia sexual, la que más te haya marcado en tu vida. Solo tienes que escribir a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo otro nombre. Pincha aquí para ver la sección de relatos.

7 Comentarios en El otro sexo oral

  1. toto
    15 junio, 2014 at 11:14 am (3 años hace)

    Todo lo que sea aprender y practicar usando los cinco sentidos es sano y bueno—-Luego——–adelante con las cosas buenas——-!!!

    Responder
    • Rocío R. Gavira
      rociogavira
      30 junio, 2014 at 1:01 am (3 años hace)

      ¡Bravo!

      Responder
  2. jugueteseroticos365
    15 junio, 2014 at 11:34 am (3 años hace)

    Spanking, SadoLight, Electrosex, NeuroSex, Dirty Talk, Twerking. La evolución del sexo incluso en el lenguaje, pero que no dejan de ser nombres nuevos para practicas sexuales que se han hecho durante toda la vida. Sobre todo el pegging y el cancaneo.

    Responder
    • Rocío R. Gavira
      rociogavira
      30 junio, 2014 at 1:01 am (3 años hace)

      Toda la razón, siempre se han hecho y se hacen, pero ahora le ponen estos nombres que pueden llegar hasta a confundirnos!! Complican una cosa que es sencilla, ¿no crees?

      Responder
      • jugueteseroticos365
        30 junio, 2014 at 1:57 pm (3 años hace)

        Jajaja, totalmente de acuerdo, en ocasiones hay demasiado complicación y el sexo, si es algo, es natural y sencillo.

        Responder
  3. POla
    7 diciembre, 2016 at 10:05 pm (10 meses hace)

    A mí me encanta el sexo oral, practicarlo y todo eso, ¿pero qué pensáis de estos nuevos aparatejos japoneses que intentan simular una felación? A mí me sorprenden mucho, me parece una manera de aislarse…

    http://sexoenchina.com/masturbadores-para-hombres/

    Responder

Deja una respuesta