El clítoris, ese gran desconocido

clitoris-flor-mujer

Este órgano humano, exclusivo del género femenino, está destinado únicamente a dar placer. ¿Sabes localizarlo? ¿Y estimularlo?

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira 

Parece increíble que el clítoris, ese botón que nos hace a las mujeres retorcernos del gusto, haya sido el gran desconocido hasta hace dos días. De hecho, su verdadera anatomía se descubrió en 1998. Quizá su protagonismo se ha visto resentido respecto a su homólogo, el pene, por estar medio escondido en la vulva de la mujer. O por la propia vagina con la penetración. Por fortuna, el clítoris toma protagonismo en las investigaciones sobre la sexualidad femenina, demostrando que su función es única y exclusivamente proporcionar placer al género femenino. La juguetería erótica también da cuenta de ello. 

El clítoris cuenta con más de 8.000 terminaciones nerviosas, lo que le convierte en el tejido más sensible del cuerpo. Ya sea con la masturbación manual, el sexo oral o con los roces, el clítoris reacciona prácticamente igual que el pene: recibe un gran flujo de sangre cuando está excitado, se pone muy tenso y sobresale un poco. A través de él, las mujeres alcanzan el clímax con posturas que lo facilitan, como ella colocándose encima del chico, los movimientos pélvicos marcan el ritmo y dan la presión necesaria para desencadenar el orgasmo.

Todo indica que efectivamente el clítoris es la sede del placer femenino. Entonces, ¿por qué tanto hombres como mujeres ignoran esta fuente de excitación? La psicóloga y sexóloga Ester Álvarez Guillén considera que “el machismo” se mete en la cama de la mayoría de las parejas heterosexuales, “a través de un modelo coital -basado en el coito- y falocrático -que gira alrededor del pene-. Al final desconocemos cómo funciona a nivel sexual la fisiología de la mujer, y nos olvidamos del clítoris”. Bien es cierto que todavía ambos sexos creen que con la penetración las mujeres también llegan al orgasmo, como ellos. Que ojo, pueden llegar, “pero en esa práctica el clítoris apenas se estimula”.

A la mentalidad coital que indica Ester Álvarez, se suma el misterio del clítoris; a veces cuesta localizarlo o saber estimularlo. Nosotros solo vemos un pequeño botón del órgano­ -formado por el capuchón y el glande- que se oculta tras él, como en el dibujo de la abajo. Mide unos 8 centímetros de media, su tronco sube bajo el capuchón, después se curva y se extienden dos largas raíces que se prolongan a lo largo del hueso púbico. De esta forma, se crea una zona especialmente erógena alrededor de la uretra y la vagina. Las fibras están comprimidas en un espacio muy reducido, por eso es tan sensible. A muchas mujeres no les agrada el contacto directo sobre él porque resulta excesivo y prefieren que sea estimulado de forma indirecta.

clitoris-grafico-ok

Orgasmo vaginal vs. Orgasmo clitoriano 

Después de un orgasmo, la mujer no tiene la misma relajación muscular que el hombre, uno de los motivos por los que las féminas pueden tener orgasmos múltiples. Cada orgasmo puede ser diferente, incluso algunos expertos defienden que existen de tipo vaginal y clitoriano. “La realidad es que -explica la sexóloga- todos se originan en el mismo punto, el cerebro. Prueba de ello son los orgasmos que se producen sin ningún tipo de estimulación”.

El clítoris se extiende internamente, por lo que según Ester Álvarez “una mujer puede interpretar que su orgasmo proviene de la vagina cuando en realidad lo que está estimulando son las ramificaciones internas del clítoris a través de las paredes vaginales”, éstas se llenan de sangre y se hinchan con la excitación al igual que el pene.

clitoris-florPara saber lo que nos gusta y no, lo mejor es explorar uno mismo su cuerpo. La psicóloga y sexóloga asegura que es primordial que la mujer aprenda a estimularse el clítoris, “es la manera más fácil de que llegue al orgasmo”. A veces hará falta ayuda externa, como la de un vibrador, en otras ocasiones servirán nuestras manos o la de nuestra pareja.

Existen juguetes eróticos con vibración para estimular únicamente el clítoris. “La vibración ayuda a alcanzar el orgasmo porque facilita las contracciones uterinas que se producen durante el mismo. En pareja -continúa Álvarez Guillén- usar un vibrador para el clítoris puede ser un modo de salir de la rutina coital y conseguir que ella llegue al orgasmo. O sino la estimulación manual. Esto aún sigue siendo un tabú y la causa de que muchas mujeres no tengan orgasmos y acaben fingiendo por miedo a que sus parejas se frustren o las miren como un bicho raro.

En una relación heterosexual, algunos hombres disfrutan al ver cómo la mujer se excita al estimularse el clítoris. Del mismo modo, otros creen que el tema va mal si ellos no están de lleno metidos en el juego. Llegan a pensar que “son menos hombres si no consiguen que su pareja tenga el orgasmo con la penetración, y perdura la creencia errónea de que el orgasmo obtenido a través de la estimulación del clítoris es de segunda categoría”, dice la sexóloga.

Puede que este vídeo, de educación sexual para adolescentes, termine de aclarar sus dudas. Y recuerden, no dejen de explorar:

 

Información relacionada:

La eyaculación femenina

– El sexo oral

_________________________

Anímate a compartir tu experiencia sexual, la que más te haya marcado en tu vida. Solo tienes que escribir a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo otro nombre. Pincha aquí para ver la sección de relatos.

4 Comentarios en El clítoris, ese gran desconocido

  1. claraferreira
    29 junio, 2014 at 11:15 am (3 años hace)

    Muy buen articulo.Gracias.
    Sexo amateur

    Responder
    • Rocío R. Gavira
      rociogavira
      30 junio, 2014 at 12:50 am (3 años hace)

      Gracias, Clara.

      Espero verte a menudo por el blog 😉

      Responder
  2. jugueteseroticos365
    30 junio, 2014 at 1:56 pm (3 años hace)

    Artículo muy interesante y educativo. Lo más increíble es la función exclusiva de placer que tiene el clítoris. La pena, es que haya tantas chicas (y chicos) que no son capaces de saber disfrutar de su poder.
    Enhorabuena.

    Responder
    • Rocío R. Gavira
      rociogavira
      1 julio, 2014 at 2:42 pm (3 años hace)

      Menos mal que siempre están a tiempo de aprender. Lo que más me sorprende es que son muchas las mujeres las que saben de ese placer, el del clítoris, desde crías. Los niños se exploran de pequeños, pero algunos parece que se les olvida cómo disfrutarlo cuando son adultos. Algo raro pasa por el camino…

      Responder

Deja una respuesta