El sexo en verano

Ilustración realizada por Piperán.

Ilustración realizada por Piperan.

Las vacaciones estivales implican tiempo libre y predisposición para disfrutar de él pero, ¿aumentan las relaciones sexuales?

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

La piel cobra mayor protagonismo en verano. El calor nos obliga a mostrarla más, la miramos, la sentimos. Un roce inesperado piel con piel en verano puede convertirse, casi sin querer, en la chispa de escenas muy eróticas. Incluso gestos como secarse el sudor o recogerse el pelo son señales involuntarias de seducción. Entonces, ¿es cierto que tenemos más sexo en verano?

Los datos del estudio Europeo sobre Satisfacción Sexual de Pfizer revelan que, durante el curso, los españoles le dedicamos una media de 34 minutos a la semana al sexo. Por otra parte, el último Informe Durex sobre Bienestar Sexual asegura que las relaciones sexuales aumentan en las épocas cálidas.

Está claro que las condiciones sociales de cada uno cambian en verano. Las vacaciones implican tiempo libre y, por tanto, predisposición para disfrutar de él “incluso manteniendo relaciones sexuales, llevar a cabo diferentes fantasías que durante el resto del año nos son casi imposibles de realizar”, afirma la sexóloga granadina Ana López Talavera. Naturalmente la tercera condición sería contar con alguien con quien ejecutarlo, ya sea tu pareja, noches sexo esporádico o el ligue de verano.

Entre las fantasías sexuales más recurrentes del verano encontramos tener relaciones en sitios públicos, practicar sexo con desconocidos y la reina de todas: hacer el amor en el mar o la piscina. Para ello, hay que tener en cuenta que “el cloro o la sal puede provocarnos irritación, picor o la aparición de hongos o infecciones urinarias”, comenta la experta. En el caso de usar preservativo, Ana López aconseja ponerlo siempre antes de meterse en el agua, ya que una vez sumergidos no funciona del todo bien. Otra alternativa podría ser jugar durante el baño y dejar la penetración para después. Tener sexo en el agua “puede resecar y eliminar la lubricación natural –señala Talavera–, por eso es imprescindible tener a mano un lubricante”, que además crea contraste de temperaturas.

Las hormonas también juegan un papel fundamental. El sol activa la producción de oxitocina por las células de la piel y se liberan más endorfinas, la hormona de la felicidad, las cuales fortalecen los estímulos placenteros.

Con todos estos ingredientes en la receta de la amatoria estival, parece que el verano es la estación más excitante, pero no para todos las vacaciones significan descanso, desconexión y aumento del deseo sexual. “Compartir demasiado tiempo libre con la pareja –explica la sexóloga– puede desatar discusiones, desencuentros, agobios o malas contestaciones”. Recuerden que en septiembre, tras las vacaciones, en España se disparan el número de divorcios. Además, “el hecho de tener hijos pequeños implica prestarles toda la atención a ellos”, comenta López Talavera.

Más allá del sexo, la manera de mantener viva la pareja en verano reside precisamente en aprovecharnos, en el buen sentido de la palabra, el uno del otro: “Tener una buena comunicación, pasear por la orilla de la playa, excursiones, un pinic… Y muy importante, tener nuestro propio espacio personal. Está muy bien compartir tiempo con la pareja, pero igual de importante es compartir tiempo con nosotros mismos”, razona la experta.

Hacer el amor nos conserva entre cinco y seis años más jóvenes, y reduce la mortalidad por infarto, de acuerdo con un estudio del Royal Edimburg Hospital. Mantiene el cerebro ágil y disminuye el estrés y las posibilidades de sufrir depresión, según un estudio del Departamento de Psicología de la Universidad de Nueva York. ¡Todo ventajas! Estás de vacaciones –sí estás, yo ya regresé–, disfruta de tu tiempo, desconecta de la rutina, reláaaajate. Y por favor, no dejes de leer Punto G.

Si te ha gustado, quizá te interese esta información relacionada:

– Primavera, amor y sensualidad

– La diversión de hacer el amor en verano

_________________________________

¿Has tenido alguna experiencia, fuera de la rutina durante el verano? ¿O por el contrario te has quedado estancado? Anímate a compartir tu experiencia sexual, la que más te haya marcado en tu vida. Escribe a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo otro nombre. Pincha aquí para ver la sección de relatos.

3 Comentarios en El sexo en verano

  1. toto
    18 agosto, 2014 at 9:25 am (3 años hace)

    Pues parece que en verano ESO DEL SEXO aumenta por muchas razones: entre ellas por el calor, el agua, la juventud y la gran necesidad por estas cosas tan agradables———-!!!

    Responder
  2. jugueteseroticos365
    18 agosto, 2014 at 9:48 am (3 años hace)

    Rocio, un artículo, como siempre, muy interesante Las vacaciones parece que o separan definitivamente las parejas o las fortalece a base del sexo más caliente. El no llevar tanta ropa y con más roces de piel, nos ponemos a 1.000.

    Responder
    • Rocío R. Gavira
      rociogavira
      18 agosto, 2014 at 4:36 pm (3 años hace)

      Gracias 😉 Ahora nos relajamos más, pero probablemente tengas razón los que abogan por que el sexo se mantenga igual de activo el resto del año. Ayudaría a más de uno.

      Responder

Deja una respuesta