Llévate la terapia de pareja de turismo rural

La comunicación con la pareja es fundamental.

La comunicación con la pareja es fundamental.

El psicólogo Pedro Lucas Bustos y el médico Manuel Lucas Matheu, ambos también sexólogos, lanzan un proyecto diferente: escapadas terapéuticas en pareja | Segura de la Sierra será el lugar de retiro donde estos profesionales ayudarán a resolver los problemas de dos

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

La rutina, el malestar en la convivencia, las discusiones, la falta de sexo o las infidelidades son las principales razones del deterioro de una pareja. El fallo del ser humano es poner solución cuando el problema ha quemado demasiado la relación. Llegados este punto las vías son: romper la relación o acudir a una ayuda exterior para reconstruir la pareja. La clave reside en ir cuando ambos miembros lo sientan, de nada vale si uno quiere recuperar la relación y el otro finiquitarla. 

¿Cómo dos personas que se quieren tanto llegan a ese límite? “La distancia la provoca las carencias de los canales comunicativos, la pareja pierde la habilidad de comunicarse”, afirma el psicólogo y sexólogo Pedro Lucas Bustos. Justo aquí entra en juego la terapia de pareja, cuando las vías de comunicación están cerradas y se precisa de esa ayuda para que el diálogo pueda salvar una relación dañada. Para alcanzar una mayor armonía en pareja y reconstruir la relación Pedro Lucas, junto al también sexólogo y médico Manuel Lucas Matheu, lanzan un proyecto innovador lejos del jaleo cotidiano y de sus consultas: combinar el turismo rural con la terapia.

El formato que ofrecen con ‘Escapada terapéutica en pareja’ (pincha aquí para conocer la web) ya se practica en otros países como en Estados Unidos. Pasar un tiempo retirados del día a día es una forma diferente de evaluar los problemas de dos. En este caso el lugar escogido por estos profesionales andaluces es Segura de la Sierra, en Jaén, donde las parejas podrían disfrutar de un fin de semana (opción ESTEFINDE) o una semana (opción ESTEVIP) en un apartamento a pensión completa.

Pedro y Manuel acompañarán a las parejas para analizar de una manera más íntima la situación de cada una. Con un máximo de seis parejas por escapada, para mantener la calidad de las sesiones, adaptarán la terapia al grupo tras valorar en primer lugar las causas de la ruptura de la relación, el cómo aparecen y por qué se mantienen.  Una vez identificados, pondrán en marcha su maquinaria de entrenamiento. Durante el fin de semana, impartirán una serie de talleres y ejercicios en los que les darán las herramientas necesarias a los asistentes para mejorar y abordar desde las habilidades sociales hasta la sexualidad, porque “si una pareja es incapaz de resolver sus diferencias fuera de la cama, la actividad sexual disminuye. Ya no solo a la mujer le duele la cabeza, también al hombre. Por otra parte están los que –explica Lucas Bustos– no solo no saben solucionar los conflictos, sino que los apartan y creen que se han resuelto con el famoso polvo de reconciliación. Un gran error.” Por supuesto, los asistentes contarán con tiempo libre para disfrutar de la zona y, de camino, poner en práctica lo aprendido. El domingo, Pedro y Manuel les brindarán un espacio de consulta, el correspondiente informe y, si lo desean, la posibilidad de seguimiento tras ese fin de semana.

Según el psicólogo y sexólogo, existen dos tipos de pareja: las conflictivas y las felices. Las primeras son aquellas que ante cualquier situación caen en el círculo vicioso de señalarle al otro lo que no le gusta, en la descalificación o la indiferencia, “de forma que se genera un rencor en el que se contesta a respuestas negativas con respuestas negativas porque eso es lo fácil”, explica Pedro. En otras se aprecia la relación de poder que va minando, uno cede y el otro reivindica. Lógicamente en las parejas felices ocurre todo lo contrario, resaltan las virtudes del otro, olvidan potenciar lo malo.

Como cada persona, cada pareja es un mundo. La solución para una de las seis parejas que vaya de escapada terapéutica, probablemente no le sirva a las otras cinco. Aparte de las medidas personalizadas, Pedro y Manuel pondrán en sus manos algunas generales para que aprendan a expresar sus emociones, desarrollen sus habilidades sociales, de comunicación y negociación –importante para llegar a un consenso en pareja –, a ejercer una escucha activa, entre otras técnicas.

En cuanto a los problemas que se reflejan en la sexualidad, no es frecuente que acudan los dos juntos a consulta según la experiencia de Pedro Lucas. “En ella suele ser por el bajo deseo sexual o anorgasmia; y en el caso del varón la eyaculación precoz y disfunción eréctil”, asegura el sexólogo. Los beneficios en esta área con la terapia de pareja pasan por reducir los miedos de culpa o las vergüenzas, ayudar a conocer sus cuerpos, a erotizarlos, a potenciar la sensibilidad de la piel, a tener unas relaciones más corporales y no tan coital. A decir, sencillamente, lo que te gusta y lo que no te gusta en la cama.

El proyecto de ‘Escapada terapéutica’ arranca el fin de semana del 21 de noviembre. Las parejas necesitan tiempo para ellas mismas, lejos de la rutina y los problemas diarios. Llevarse la terapia de pareja a Segura de la Sierra es una buena opción para afrontar de una forma diferente los rifirrafes de dos antes de que estalle en ruptura definitiva y reavivar la llama de la pasión.

__________________________________

Anímate a compartir tu experiencia sexual, la que más te haya marcado en tu vida. Solo tienes que escribir a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo otro nombre. Pincha aquí para ver la sección de relatos;)

Deja una respuesta