El DIU, un método anticonceptivo de larga duración

Hay dos tipos de DIU, hormonal y de cobre.

Hay dos tipos de DIU, hormonal y de cobre.

Este dispositivo intrauterino altamente eficaz es usado por más de 160 millones de mujeres en el mundo. En Punto G te contamos todo lo que necesitas saber sobre él

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

El DIU es un método anticonceptivo de larga duración, altamente eficaz y además reversible, es decir, si buscas el embarazo, se puede retirar y “la fertilidad se recupera desde el momento de la extracción como en cualquier ciclo normal”, afirma Magdalena Lechuga Villena, ginecóloga en la Clínica Sanabria de Granada.

Los orígenes del dispositivo intrauterino (DIU) se remontan a 1902 cuando el doctor Carl Hollweg diseñó en Alemania un pesario (aparato que se coloca en la vagina para corregir el descenso de la matriz) con una extensión hacia la cavidad uterina con el fin de evitar el embarazo. Más adelante, Richard Ritcher, Ernst Gräfenberg y Taneri Takeo Ota realizaron nuevos diseños en forma de anillos o espirales. El uso del DIU se extendió en los años sesenta y desde entonces se han desarrollado modelos de formas y materiales diversos como plata, seda, oro o plástico. En el mundo se calcula que hay más de 160 millones de usuarias, de ellas cerca de 100 millones en China.

Cómo funciona y tipos

El DIU es un dispositivo en forma de T o de ánfora invertida que se coloca en la cavidad uterina con un tallo vertical hacia el cuello del útero de donde cuelgan unos hilos para poder extraerlo. Lechuga Villena señala que existen dos tipos:

El DIU hormonal. “Tiene una eficacia del 99,6 %. Libera levonorgestrel (hormona muy parecida a la que se segrega de manera natural). Existe un tipo que dura tres años (Jaydess, el dispositivo intrauterino hormonal más pequeño que existe) y otro que dura cinco años (Mirena)”.

El DIU de cobre. “No contiene hormonas y algunos modelos dura hasta diez años”.

diu-mirenaLa función del DIU es evitar la fecundación del óvulo por el espermatozoide. En el caso del hormonal, “aumenta el espesor del moco cervical, por lo que el ascenso del espermatozoide es más difícil, además desinhibe el movimiento y la función de los espermatozoides. Interviene –continúa la ginecóloga– produciendo una disminución del grosor del endometrio (revestimiento interno del útero), por lo que se dificulta la implantación de un posible óvulo fecundado”.

El DIU es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces y reversibles que existen. “Durante el primer año de uso normal, menos de 1 de cada 100 mujeres que lo usan van a quedar embarazadas, casi al mismo nivel que los métodos irreversibles: ligadura o vasectomía”. Magdalena Lechuga dice que “curiosamente y en contra de lo que piensan muchas pacientes”, el DIU a largo plazo resulta 20 veces más eficaz que la píldora, el anillo o el parche. Eso sí, hay que tener claro que el DIU no protege contra Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), “por lo que si se va a estar expuesto a ETS, deberán usar métodos de barrera”.

Cómo se coloca

En general, las mujeres que sufren menos complicaciones y por tanto son más aptas para utilizar este método anticonceptivo son aquellas que ya han parido, que tienen un útero de tamaño normal sin anomalías, con una edad reproductiva avanzada pero que no desean anular sus posibilidades reproductivas en el futuro. “En cuellos de mujeres que no han dilatado para dar a luz es mucho más molesto de colocarlo, pero ahora existe la opción del DIU de tres años que es más pequeño y se está poniendo mucho en mujeres que no han dado a luz y jóvenes”, aclara la doctora Lechuga Villena.

Para su colocación, primero es necesario realizar una revisión completa ginecológica para comprobar que no existe ninguna contraindicación. El DIU se puede colocar durante los siete primeros días desde el inicio de la menstruación. “El dispositivo va incluido en un tubo insertor de plástico que se coloca dentro del útero. El tubo insertor se extrae y el DIU queda colocado en el interior de la cavidad. La colocación puede ocasionar algunas molestias que no suelen ser de gran intensidad y que desaparecen en unos minutos”, asegura Magdalena.

En el extremo del DIU hay unos hilos de plástico que sirven para retirarlo. “Una vez colocado se recortan de manera que sobresalgan unos centímetros –explica la doctora–, si resultan molestos durante las relaciones sexuales se pueden recortar más”.
Hay mujeres que salen tan normales de la consulta, ni se enteran de que le acaban de poner un DIU. Otras solo sienten unas leves molestias que se pasan en unos minutos y otras sufren hasta vómitos o mareos, “las que menos”, afirma Lechuga Villena. Una vez puesto, toca acudir a revisión entre cuatro y seis semanas después de la colocación.

Posibles efectos secundarios

Algunas mujeres que toleran mal los DIU por presentar dolor. La elección del tipo de DIU depende del deseo de la mujer, sus antecedentes, el tamaño del útero y las posibilidades económicas ya que los hay de distinto precio. Magdalena enumera los posibles efectos secundarios:

– “Con el DIU de cobre puede aumentar el dolor y el sangrado menstrual. También puede aumentar el manchado entre ciclos. No obstante estos síntomas suelen disminuir durante el primer año de uso.

Los DIU hormonales pueden ocasionar manchados y sangrado irregular durante los tres y seis primeros meses de uso. Es decir, pueden reducir la cantidad de sangrado menstrual y los síntomas que asocia la menstruación, en un 20% de las mujeres puede llegar a producirse una ausencia de regla, sin que ello signifique que la ovulación haya dejado de suceder, es decir, no significa que se haya alcanzado la menopausia o se esté embarazada. Hay que explicárselo bien a la paciente para que esta situación, que suele ser transitoria, no le afecte y le lleve al abandono.

– Los DIU hormonales a veces también pueden ocasionar: cefaleas, tensión mamaria, pinchazos abdominales…”

diu-dibujoAunque rara vez surgen complicaciones graves por el uso del DIU, este dispositivo intrauterino se puede salir del útero total o parcialmente. Según la ginecóloga, “esto ocurre en el primer año en el 5 % de las usuarias. Si el DIU se sale pierde su eficacia, pero es posible la colocación de un nuevo dispositivo”. También puede perforar la pared del útero mientras se coloca, algo poco frecuente, 1 de cada 1.000 inserciones, y aunque no causa un problema médico grave, es necesario extraer el DIU.

Por otra parte, la enfermedad inflamatoria pélvica es una infección del útero y las trompas, “lo que puede ocasionar fibrosis y tejido cicatricial que dificulte posteriormente la consecución de embarazo”, cuenta Magdalena Lechuga. El riesgo es bajo y se produce sobre todo en los 20 primeros días de la colocación.

La eficacia del DIU es del 99,6% por lo que es extraño que se produzca un embarazo. “Si ocurriera –advierte la doctora– es más probable que se trate de un embarazo ectópico (en la trompa), que será necesario diagnosticar y tratar de manera adecuada”.

Cada mujer es un mundo y su cuerpo también. El DIU es una de los métodos más usados y más eficaces de anticoncepción. Además, son prácticos y los pueden usar casi todas las mujeres. En cualquier caso, si quieres ponerte un DIU consulta con tu ginecólogo cuál se adapta mejor a ti.

_________________________

Anímate a compartir tu experiencia sexual, la que más te haya marcado en tu vida. Solo tienes que escribir a: rociogavira@gmail.com. En el asunto pon “Relato erótico”. Y tranquilo por tu privacidad, se publicará bajo otro nombre. Pincha aquí para ver la sección de relatos. ;)

1 comentario en El DIU, un método anticonceptivo de larga duración

Deja una respuesta