Archivo de ‘Erótico’ Categoría

‘Pop Porn’, de amantes estables, prohibidos y esporádicos

La autora de 'Pop Porn', María Paz Ruiz Gil.:: Michel Bricteux Photography

La autora de ‘Pop Porn’, María Paz Ruiz Gil.:: Michel Bricteux Photography

La colombiana María Paz Ruiz Gil es la autora de este libro de veinte microrrelatos que se mueven entre lo erótico y lo pornográfico, tanto en sus textos como en sus ilustraciones sexuales.

Al coger ‘Pop Porn’ en tus manos es inevitable analizar la portada antes de abrir el libro. En ella aparece una mujer de largas y sensuales piernas, vestida de negro, sentada sobre una torre de libros con risa picarona. Es ella, sí, María Paz Ruiz Gil, la autora de ‘Pop Porn’. Sujeta un látigo y al final de sus tiras cuelgan tres pequeñas ‘Hello Kitty’, esa gatita risueña y empalagosa que adoran tantas niñas. Parece que con la ilustración pretenda burlarse desde el principio de lo que muchos interpretarán por su título: pornografía. Pero no es exactamente así.  (más…)

Un beso, la chispa que enciende la llama de la pasión

beso-pelicula

Famosa escena de ‘Desayuno con diamantes’ en la que George Peppard y Audrey Hepburn se besan con pasión.

Un beso es el comienzo de la excitación sexual, del placer de tocarse, de las ganas de hacer el amor, de desnudar al otro, del triunfal orgasmo. Los labios se unen como si fueran imanes, atraídos por el deseo de comerse a besos a la otra persona. Con un buen beso sube la temperatura corporal de la pareja de turno, aumenta incluso el apetito sexual. Un beso juega con el erótico tacto, el gusto de la piel y el olor hipnotizante del otro para transportarnos a las estrellas. Y no se trata solo de romanticismo o pasión, la ciencia nos confirma todo esto. (más…)

Primavera, amor y sensualidad

primavera-sexo-dosDice el refranero que la primavera, la sangre altera. Y no es para menos. La buena temperatura que da el Lorenzo invita a encerrar los abrigos en el armario hasta el próximo invierno y a sacar ropa más ligera. Incluso más insinuante: camisetas que marcan las espaldas de ellos, minifaldas que lucen las piernas de ellas, pantalones que conducen la mirada a los traseros, y escotes de infarto. Además, sacamos a pasear naranjas, verdes, amarillos y rojos a las terrazas, fiestas y ferias que se avecinan.

El cerebro absorbe estos factores sociales y los suma a los condicionantes biológicos. “El aumento de las horas de luz trae consigo la secreción de vitamina D que incrementa el nivel en sangre de testosterona”, la hormona encargada del deseo sexual en hombres y en mujeres, explica la psicóloga y sexóloga Lola Izquierdo. También la exposición a la luz eleva la secreción de endorfinas, “la responsable de la felicidad, que hace disminuir el estrés”. Todo este ambiente relajado y placentero empuja a que la líbido suba de nivel y sea mayor la actividad sexual.

Tal y como apunta la sexóloga, la gente está predispuesta a hacer más el amor con el buen tiempo. Esas clásicas escenas protagonizadas por parejas en parques y jardines que buscan darse carantoñas ante las miradas indiscretas. Las fiestas que invitan al baile, “el rey por excelencia de la seducción”, que salta la barrera de las miradas para tener el mayor contacto posible con la otra persona. La temperatura sube al ritmo de la música, las manos se desplazan a territorio prohibido, los labios se funden en excitantes besos. Y si todo va bien, la pasión se marcha a un lugar más íntimo para dar rienda suelta al placer.

La primavera es una época en la que ya las personas “galopan hacia el verano”, apunta Lola Izquierdo. El buen tiempo se relaciona con los viajes, el descanso, el sol y la playa. Es como “calentar los motores” hacia esos días en los que liberarnos de la rutina. Para disfrutar al máximo de la primavera y del aumento del apetito sexual, la psicóloga y sexóloga aconseja que cuidemos nuestro propio atractivo, “mimarse por dentro para mostrar lo más bello de cada uno al exterior”.

Toca aprovecharse de la buena energía que trae la primavera y sobre todo, del consiguiente aumento del arte de amar, que a fin de cuentas, el sexo también es salud. Ya que se está más receptivo a los estímulos visuales, a lo atractivo, a las curvas, con más ganas de besos y comunicarnos, déjense seducir porque la primavera, la sangre altera.

 

Twitter: @RocioRGavira

Besos a tres labios, caricias a seis manos

Escena de la película Vicky, Cristina y Barcelona.

Escena de la película Vicky, Cristina, Barcelona.

Los tríos sexuales son tan antiguos como el propio sexo y la mayoría de las veces son producto de una fantasía

Cuando se combina el sexo y el placer junto con la imaginación, las diferentes prácticas en una relación sexual no tienen límites (solo el que uno ponga, claro). Entre ellos los tríos. Parece que se ha puesto de moda en estos últimos años, pero los tríos son tan antiguos como el propio sexo, “solo hay que recordar los tiempos de la antigua Grecia y Roma”, apunta la sexóloga Ana L. Talavera.
(más…)

1 2 3 4