Pedro Lucas en su consulta.
Pedro Lucas en su consulta.

Pedro Lucas, psicólogo y sexólogo granadino, estuvo hace un par de semanas 24 horas seguidas de consulta sexual gratuita online, experiencia que asegura no volverá a repetir: “Requiere un alto nivel de atención y esfuerzo intelectual”

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

Quién le iba a decir a Pedro Lucas que su acción solidaria de 2013 casi puede con él. Este psicólogo y sexólogo de Granada, tras más de diez años tratando pacientes, decidió embarcarse en una aventura profesional el pasado 24 de noviembre: atender gratuitamente durante 24 horas ininterrumpidas problemas sexuales vía Internet.

A través de su portal web, ‘Consulta Sexólogo‘, Pedro Lucas creó la campaña 24H + 24N con el fin de ayudar a un máximo de 48 personas en su vida sexual. Para cada uno de ellos disponía de un breve espacio de tiempo en el que concentrar toda su atención: 30 minutos por cabeza para escuchar sus inquietudes, en su mayoría problemas relacionados con la sexualidad. Sin duda todo un esfuerzo físico y mental.

– Un día entero despierto, atendiendo a decenas de personas, ¿cómo fue la ‘maratón online’?

– Cuando era estudiante llegué a estar 24 horas y más despierto en contextos lúdicos. En esta ocasión también lo he conseguido, pero me ha costado más a pesar de que me encanta mi trabajo. Con el transcurso de las horas notaba cada vez más el cansancio, pero no creo que ninguno de los beneficiarios lo haya percibido. Mantuve un buen nivel profesional hasta el final, con mucho esfuerzo.

– Solo media hora, ¿resolvió algún caso?

– En este tipo de consultas siempre se ayuda. La gente busca de todo en Internet, pero no hay buena información y, en ocasiones, la información puede ser contraproducente. En los casos más complejos, imposibles de resolver en 30 minutos, el asesoramiento también sirve a que la persona que quiera realmente resolver un problema, acuda en busca de ayuda profesional en su ciudad. Siempre recomiendo esto, aunque algunas personas prefieren seguir online porque ofrece mayor comodidad, privacidad y confidencialidad. Otras no pueden permitirse económicamente estos servicios.

– ¿Cuáles fueron los principales problemas que le plantearon?

– El caso más consultado en mujer fue la anorgasmia, en concreto la anorgasmia situacional durante la penetración. En el hombre fue un aplastante número de casos de eyaculación precoz y conflictos espirituales, sociales y personales con la orientación sexual en casos de Sudamérica.

– ¿De dónde proceden esas 48 personas?

– La mitad eran de fuera: Colombia, Venezuela, Chile, México, Francia, Suiza,… Y de España la otra mitad, de las cuales solo cuatro eran de la provincia de Granada.

– Entre los que acudieron a su cita, ¿había más hombres o mujeres?

– Tanto en las 48 reservas como a los que al final pude asesorar, estamos ante una mitad y mitad en ambos casos.

– ¿Algún paciente para consulta de la ‘maratón’?

– Varios consultantes, sobre todo españoles, tienen intención de repetir, incluso desplazándose de otras ciudades a mi consulta física –Avenida Madrid, en Granada–. No es la primera vez que vienen desde provincias cercanas a capital granadina. Actualmente tengo clientes de Jaén, Córdoba y Almería.

– Tras el agotamiento que sufrió, ¿volvería a repetir la experiencia?

– No, en absoluto. Es una barbaridad que no la calculé debidamente. A pesar de que el sábado dormí durante el día, y que durante la ‘maratón’ faltaron personas que no avisaron, el cansancio se fue acumulando consulta tras consulta, y en algunos momentos tuve que forzar la maquinaria. Me gusta mi trabajo y quiero que siga siendo así. Disfruto ayudando a los demás, pero para disfrutar de este trabajo es necesario estar descansado, pues requiere un alto nivel de atención y esfuerzo intelectual.