Goza del sexo como un buen amante

Ellos, flechados al tema que te quema. Ellas, necesitan más preliminares. En el sexo siempre se dan las cosas por supuestas, hay muchos tópicos y los tabúes siguen presentes. Cada cual necesita y entiende el sexo de una forma: unos prefieren a una persona que sea sensible y cariñosa; a otros les gustaría toparse con alguien que fuera más salvaje e impulsivo, que le haga perder la conciencia dando rienda suelta a la imaginación y cumplir las fantasías sexuales que tanto desean pero no se atreven ni a decir.

Para ser unos buenos amantes tanto los hombres como las mujeres deben de tener en cuenta ciertos aspectos, porque no solo hay que pensar en disfrutar uno mismo, si no que la otra persona también goce, pasarlo bien los dos juntos y llegar al orgasmo.

Mujeres hay de todas clases -hombres también-. De ellas está la tradicional, la tímida, la que parece que no tiene sangre en las venas. La cara contraria de la moneda es la chica atrevida, la que se lanza sin miedo y provoca que la mitad de los hombres se asusten, como si no les gustara las mujeres con las cosas claras. Sea como fuere, cada una cuenta con unas necesidades diferentes y el hombre de turno tiene qué saber como tratarla.

Aunque no sea lo mismo el sexo esporádico que el que se tiene con una pareja, a ella hay que hacerla sentir como una diosa. Da igual que la conozcas de esa misma noche porque hacerles sentir como una reina les gusta. Por supuesto, la clásica queja, pero cierta: más premilinares. “Con dos besos, tres toqueteos mal orquestados, coito y se acabó no puedes pretender que esté encendida”, afirma la sexóloga Sylvia de Béjar. Ellas quieren que se les bese y acaricie mucho, cada centímetro de su cuerpo, las nuevas experiencias, posturas, ser la que tome las riendas mientras se hace el amor.

De Béjar da un truco para ellos: “hazle saber que te vuelve loco. Quiere oír cómo disfrutas. Gime cuando te gusta, dile lo bien que lo hace, necesita -tanto como tú- que le reafirmes. Quiere oírte, saber que te lo pasas bien, que ella te pone”. Y cuando una mujer comenta la jugada o que algo no va bien, “no pienses automáticamente que te está criticando o midiendo. Lo que quiere es mejorar lo vuestro”, advierte Sylvia.

Sobre los hombres siempre recaerá la etiqueta de que van directos al grano y que ‘deben’ tener el control de la situación, si no se hace nada por cambiarlo. Desde algo tan sencillo como hablar con él y decirle lo que os gusta, mostrar entusiasmo, seguridad en una misma, llevar la iniciativa para no dejarles la presión de que todo el placer que haya en la cama va a depender de ellos. Muestra interés en su cuerpo. Y como no, a ellos también les encanta saber los buenos amantes que son: agarrándole con fuerza, con palabras, gemidos, como sea, los hombres se encienden aún más cuando comprueban que les hacen gozar.

Sylvia de Béjar, en su libro ‘Tu sexo es tuyo’, dice que “una buena amante se responsabiliza de su placer; conoce su cuerpo y sabe sacarle partido; expresa sus necesidades y se cuida de satisfacerlas, aunque eso pueda suponerle un encontronazo; se masturba si le apetece; no se avergüenza del sexo, lo asume como algo natural; no tiene miedo o si lo tiene lo afronta; se reta a probar cosas nuevas o a pedir eso que tanto le apetece pero le da cierto corte; ama su cuerpo y cuida de él… Si crees que no te pareces mucho a ella, no sufras: es posible aprender”.

El éxtasis hecho arte

Una perfumería convencional. Una mujer que espera para pagar su perfume se queda mirando un pequeño expositor. “¿Y eso? ¿Son como unos huevos Kinder?” La dependienta suelta una risita nerviosa y contesta: “Son unos juguetes sexuales japoneses”.

El famoso huevo de la empresa Tenga, le ha robado protagonismo a los huevos de chocolate con sorpresa. Los primeros también tienen regalo, pero en forma de rugosidades de látex. Y es que lo llaman ‘el huevo Kinder de la masturbación’. Es como esta empresa de juguetes sexuales ha triunfado en la industria.

Sus productos están orientados a la masturbación masculina de una manera muy original, divertida y con un diseño muy atractivo. Tanto es así, que por primera vez un objeto erótico ha sido galardonado con el premio ‘Red Dot Award 2012’ como producto mejor diseñado del año. La gama premiada es la llamada TENGA 3D, una serie de masturbadores reversibles, donde el exterior liso esconde un interior lleno de relieves diseñados para la estimulación. Existen cinco modelos del producto premiado, con su diseño específico y dedicados cada uno a experiencias diferentes: Spiral, Module, Zen, Polygon y Pile.

Arte y sexo

Además de usarse para la vida sexual en solitario o en pareja, Tenga lo promociona como objeto decorativo. Al dar la vuelta al producto, dejando el relieve en el exterior, y al situarlo en la base que se proporciona para este cometido, se convierte en una pequeña escultura de polímero elastómero. Este material es antibacteriano, de textura muy suave y muy flexible.

De la empresa sorprende que el fundador de Tenga Co. procede del sector del automovilismo y es por eso que intenta patrocinar algún equipo de motociclismo. Por ahora, la marca es el ‘sponsor’ de Yohei Uchino, campeón del mundo de BMX freestyle. Además, el distribuidor de sus productos para toda Europa es una empresa española, Wayps, que tiene su sede en Málaga. Y para rizar más el rizo, la web japonesa de Tenga ofrece un formulario en el que introduciendo una serie de datos recomienda el mejor producto para el usuario.

Una empresa que pone todos sus esfuerzos en el diseño, la última tecnología y la satisfacción del comprador. Los juguetes sexuales que hubiera diseñado Steve Jobs.

Punto G: Hallan su localización exacta en las mujeres

Punto G: Tantas veces se ha hablado de él, muchas de ellas con desconocimiento. Pero ahora parce que su misterio se acerca a su fin. Según informa Qué.es, el ginecólogo Adam Ostrzenski ha publicado en el estudio denominado ‘La existencia anatómica del Punto G ha sido documentada’ en el que informa de su localización exacta. La investigación ha sido publicada en ‘The Journal of Sexual Medicine’, y se llevó a cabo tras la disección del cadáver de una anciana en el Instituto de Ginecología de St. Petersburg, en el estado de Florida, Estados Unidos.

Para este especialista, el Punto G tiene “una estructura anatómica diferenciada y se encuentra cerca de la membrana perineal dorsal, a 16,5 milímetros de la parte superior del orificio uretral, formando un ángulo de 35 grados con el borde lateral de la uretra”.

Pero hay más. Ostrzenski añade además sobre el Punto G que esta región anatómica “parece una bolsa bien delineada” en el interior de la vagina, “con paredes que se asemejan a tejidos fibroconectivos y eréctiles” y cuya parte superior tiene “visibles irregularidades de tono azulado”. Y prosigue: bajo ese tejido de la parte superior Ostrzenski dijo haber hallado una serie de “composiciones anatómicas en forma de uva” de 8,1 milímetros de largo, entre 1,5 y 3,6 milímetros de ancho y 0,4 milímetros de alto.

Como era de esperar, el científico avanza que su descubrimiento pued suponer “un impacto en las investigaciones prácticas y clínicas en el campo de la función sexual femenina” en contra de aquellos que desmienten la existencia del Punto G.

Una de cada cuatro personas practicaría sexo en grupo

Una de cada cuatro personas asegura que le gustaría practicar sexo con más de una persona a la vez. Así lo afirma un informe que ha elaborado Durex sobre Bienestar Sexual, elaborado a partir de las experiencias de 29.000 personas de 36 países diferentes. En el estudio, se asegura que un 23% de los encuestados estarían interesados en realizar esta práctica alguna vez. Además, se indica que la crisis económica no ha mermado el interes de los ciudadanos por el sexo. (más…)